x
Volver a Recetas de cocina

Sándwich y chocolate ¿qué podría salir mal?

Endulza a tu pareja y esas personas que mas quieres con un delicioso sandwich de chocolate con fresas, una tentación que no podrás dejar pasar, conócela.

 

 

Pan, nutella y fresas; fácilmente este sándwich de chocolate será lo más hermoso que verás hoy. Pruébalo, disfrútalo y compártelo con los que más amas.

Al servirlo no puedes olvidar dejar cerca unas  toallas reutilizables, créenos, ¡será de mucha ayuda!

 

INGREDIENTES

•  8 rebanadas de pan

  4 huevos batidos

  Chocolate esparcible

 Mantequilla

  Leche

  Fresas

  Azúcar pulverizada

 

Nota: La cantidad de calorías puede variar de acuerdo a la preparación o los ingredientes.
SCOTT®DURAMAX REUTILIZABLE

Es indispensable para el mantenimiento de tu hogar otorgando una limpieza exepcional de todo tipo de superficies.

Más información

 

PREPARACIÓN

1. Antes de todo, lo que debemos hacer es derretir la cobertura de chocolate en el microondas o también lo podemos hacer al baño María, colocando las barras de chocolate en un bowl apto para el microondas y en 10 o 15 segundo ya la tendremos cremosa.

2.  En un plato aparte, partimos los huevos y los batimos. Una vez estén bien batidos agregaremos la leche y seguiremos batiendo hasta que tengamos una buena mezcla.

3.  Luego, tomaremos las rebanadas de pan y las remojaremos en nuestra mezcla anterior, una vez estén bien mojadas, las llevaremos a la sartén.

4.  De preferencia, utilizar una sartén grande, donde puedan caber las rebanadas cómodamente. La calentamos poniéndole un poquito de mantequilla y colocamos los panes en ella, los dejaremos a fuego medio hasta que se vean ligeramente dorados. Luego, las vamos a retirar del fuego y les colocaremos el chocolate en dos de las rodajas. Cerramos los sándwich con una de las rebanadas y los volvemos a meter en la sartén. Vamos a poner los sándwich ya cerrados en la sartén para que el chocolate coja un poco de temperatura y el pan acabe de dorarse, gira los sándwiches tantas veces como sea necesario para que queden bien dorados.

5.  Una vez estén listo ya los puedes retirar del fuego, los cortamos por la mitad, les espolvoreamos la azúcar pulverizada y listo. ¡Buen provecho!